domingo, 15 de abril de 2018

Infinidad de espejos



Hola ¿Qué tal?

Hoy quiero hablarte de una exposición de arte maravillosa a la cual tuve el inmenso placer de asistir: Infinity Mirrors creada por la única y genial Yayoi Kusama

Preparación previa
Mi odisea para conseguir los billetes comenzó en Enero cuando la Galería de Arte de Ontario (AGO) puso los primeros billetes en venta a través de internet. A las 10 am de un día martes, me senté  enfrente de mi computadora y le dí "click" a comprar. El sistema me colocó en fila y era la número 6.500 de ese día. Después de pasar horas de angustia pensando que el sistema o el internet me podían jugar una mala pasada, compré cuatro billetes a las 5:00pm.  Era la llave maestra para entrar al maravilloso mundo de una artista nada convencional. 

Con el paso de los días me dí cuenta que era una privilegiada ya que muchas personas habían hecho lo mismo que yo y no habían corrido con la misma suerte. Tendría acceso a un exclusivo paraíso de color,  de luz y de mucha imaginación. 

¿Quién es Yayoi Kusama?




Es una artista japonesa  de 89 años que actualmente tiene el pelo teñido de rojo y que lleva más de 60 años creando esculturas, pinturas y espacios maravillosos. Su arte se caracteriza por la repetición de motivos y patrones. Kusama es precursora de los movimientos del arte contemporáneo: Pop-Art, el arte feminista y el minimalista.  

Actualmente vive en Tokio en un hospital para enfermos mentales  por su propia voluntad. Piensa firmemente que el arte le salvó la vida. 

¿Qué tiene de especial esta exposición?


TODO! Es una experiencia multidiciplinaria que te transporta a vivir sensaciones muy particulares.  

Aparte de esculturas y pinturas, Infinity Mirrors cuenta con 6 habitaciones que se asemejan a cajas gigantes en donde sólo pueden entrar 2 o 3 personas a la vez y por un espacio de 26-30 segundos. 

Dentro de estos espacios,  te transportas a un universo surreal de espejos, repetición de colores y motivos, luces infinitas o simplemente ausencia de luz o de color.  La puerta se cierra y te sientes transportado a otra dimensión. Tienes  el tiempo necesario para abrir bien los ojos y mirar todo lo que te rodea y te sorprende. Luego del tiempo reglamentario, se abre la puerta y regresas a la realidad dentro de la realidad del artista, una habitación dentro de una sala de exposición. 

Como sé que has visto algunas de mis fotos en Instagram, @carolina.arts y además como  sé también que la mayoría de las personas no podrá ver la exposición por la popularidad de la misma, les comento los temas de cada caja gigante o habitación. 

 Entramos en las cajas.


La primera habitación esta formada por formas filiformes de lunares rojos y blancos. Kusama menciona que estas formas filiformes le ayudaron a lidiar con sus problemas relacionados con la sexualidad. Esta primera habitación refleja el espíritu de la artista de los años 60 donde hacía espectáculos en las calles de New York vistiendo monos de lunares y hablando de sexo, orgía, amor y belleza. 

La segunda habitación está dentro de una sala de exhibición llena de globos gigantes de color rosa y lunares negros. Aquí se puede entrar a su universo de dos formas: dentro de una habitación y mirando a través del interior de uno de estos globos. 


La tercera habitación recuerda la ceremonia japonesa llamada Toro nagashi en donde linternas de papel flotan en el río para guiar el espíritu de los ancestros. Hoy en día esta ceremonia se utiliza para     recordar a las victimas de las bombas atómicas de  Hiroshima y Nagasaki. 

Es una habitación muy impresionante ya que comienza en la oscuridad y lentamente luces amarillas se van iluminando hasta llenar toda la habitación. Te sientes en el medio de un bosque lleno de luciérnagas. 

La cuarta habitación es muy psicodélicas y sólo se mira a través de dos ventanas. Las luces cambian de colores y te transportan a una discoteca de los años 80. 


Bajando al siguiente piso, llegas a la única habitación que no se puede fotografiar. Es una habitación llena de calabazas de diferentes tamaños de color amarillo con lunares negros. No tengo muy claro la razón por la cual no se le puede tomar fotos. Me imagino que por aquello de dejar un espacio fuera de los focos de las redes sociales. 


La sexta y última habitación me produjo hasta un poco de mareo pues combina luces de colores semejando estrellas con luces estroboscópica. La experiencia es totalmente fascinante. 


Todas las habitaciones crean el efecto infinito pues están cubiertas por espejos. 

Broche de Color

Para terminar la exposición, Kusama dejó un espacio totalmente blanco. Sí! Como lo oyes, todos los objetos además de las paredes y  el piso de este espacio fueron pintados de blanco al comienzo de la exposición. Cada uno de los visitantes dispone de 2 pegatinas con puntos de colores  para pegarlas en cualquier lugar dentro de este espacio. El resultado es un maravilloso "splash" de colores. La idea es genial pues  participas y dejas tu huella en este maravilloso mundo que se recorre en aproximadamente 2 horas. 


Para terminar sólo puedo decirte que averigües si por casualidad esta maravillosa exposición pasará cerca de tí. Es una experiencia maravillosa que me gustaría todo el mundo experimentara. El arte puede sorprenderte más de lo que te imaginas. Te lo prometo!

Mil gracias por leerme y hasta la próxima!







1 comentario

  1. BELLO , BELLO. Me recuerda los penetrables de SOTO.
    ( No sé sí eres vnzlana )

    ResponderEliminar

© ARTEando | All rights reserved.
BLOG TEMPLATE HANDCRAFTED BY pipdig