SLIDER

Bienvenido!
Este es un blog que pretende comentar todas las manifestaciones artísticas que me gustan y que pasan por mi vida: las artes plásticas, la danza, la música, la literatura, el cine, la televisión, y hasta la fotografía.
Bienvenidos a mi mundo. Espero que me visites de vez en cuando y me dejes tus comentarios.

¡A reinventarse!


Hola ¿Qué tal?

Estos días estamos de nieve hasta el tope y no sé la razón exacta, pero  a mí me da por hacer balance de mi vida y reflexionar. Como un blog es precisamente algo espontáneo, libre y muy personal, hoy quiero hablar de lo que supuso cambiar de país y  mi reinversión  para seguir disfrutando de la vida. Hoy te invito a entrar a mi mundo de reflexiones donde creo encontrarás puntos en común con mi historia. 

Recuerdo claramente cuando en el balcón del apartamento de mis padres le dije a mi papá: "Creo que nosotros nos vamos un tiempo al Canadá".  Todavía puedo ver frente a mí  la preciosa vista con el verde del Ávila (montaña que bordea a la ciudad de Caracas). Era un domingo y hacía una temperatura ideal, esa que tan sólo existe en Caracas, la perfecta brisa que no despeina y el sol que calienta sin abrumar.  Canadá era un destino lógico ya que Eduardo nació en la ciudad de Quebec y mis hijas eran canadienses desde sus nacimientos. Yo empecé con los trámites de inmigración y en menos de un año partíamos a la aventura. Personalmente, siempre he viajado gracias a la ayuda de mis padres. Estudié mi carrera universitaria en los Estados Unidos además de  hacer un semestre de mis estudios en Hungría.  Ir hacia un mundo desconocido nunca ha supuesto una angustia o amenaza. Puede ser que tenga una visión ingenua y fantasiosa de la vida,  pero  gracias a ella, he tirado  hacia adelante con valentía y mucha seguridad. 

De esta historia ya han pasado 12 años y por supuesto he vivido  momentos buenos, malos, difíciles, hermosos. ¿Qué te puedo decir qué tu no sepas, o te imagines? Cada persona tiene una historia muy particular  que forma parte de su ser. Sin embargo, una de las maravillas de comenzar una nueva aventura en otro país, es la posibilidad de cambiar tu forma de vida con un nuevo trabajo, nuevos  estudios, y hasta un nuevo  idioma de comunicación.

En mi caso yo tenía una carrera como politóloga y un post grado como Comunicadora Social. Al llegar a Canadá y encontrarme con 3 niñas pequeñas, decidí buscar un trabajo que tuviera el mismo horario y vacaciones de mis hijas. Así pues, me convertí en la Señorita Castillo, profesora de español. Además resurgió mi pasión por el arte,  el cual enseño y también estudio. Aunque ya hablaba inglés, comencé a estudiar y a hablar en el tan romántico como complicado francés de Molière. (Todavía me doy tortazos con él)

Sé que no soy la única. Tengo amigos que han descubierto un universo maravilloso creando sus negocios por internet. Eduardo, por ejemplo,  pasó de ser ingeniero civil a entrenador personal. Amigos han abierto sus restaurantes después de haber sido empresarios en sus países. Todo es posible cuando abrimos el abanico de las posibilidades y hacemos lo que verdaderamente nos hace feliz. 

Probablemente veo estos cambios y reinversiones muy normales ya que en mi familia he visto un claro ejemplo. Mi padre ha sido   abogado de profesión, profesor de la universidad, embajador en El Salvador, corresponsal de guerra, conductor de programas políticos, analista internacional, entrevistador, y últimamente punto de referencia en las redes sociales con cerca de 2 millones de seguidores en twitter.  

Sin ir más lejos, las redes sociales me han permitido conocer a gente maravillosa que comparte sus vidas a través de sus fotos, "stories" y blogs. Viajo, aprendo y hasta mejoro en  la cocina gracias a ellos. Este blog me permite comunicarme contigo desde donde te encuentres y así hablar un ratito. 

Tenemos que buscar nuevas ilusiones, y puntos de partida. Nuestros gustos cambian y evolucionamos con el tiempo. En esencia siempre somos la misma persona, pero nuestras circunstancias cambian y debemos adaptarnos. En definitiva, te diré que nunca pierdas la ilusión por lo nuevo y diferente. Las Azúcar Moreno dicen algo muy sabio: "Sólo se vive una vez."

¡Gracias por leerme y hasta la próxima!





8 comentarios

  1. Tenía tiempo sin escribirte, pero siempre te leo y es reconfortante hacerlo. Siempre siembras esperanza e ilusiones.Que sigan los éxitos y muchas bendiciones para ti y tu linda Flia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gladys! Qué bueno que me escribes! Me encanta saber que me lees y que transmito precisamente el optimismo que trato de jamás perder. Un beso grande!!

      Eliminar
  2. Hermoso escrito Carola, inspirador y muy cierto! Excelente blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Walter!! Que bueno verte por aquí. Tu sabes que formas parte de esos amigos que comento y que han salido para adelante reinventándose. Un beso a todos por la casa!

      Eliminar
  3. Me parece una idea muy acertada la de que cambiamos y evolucionamos, que hay que reinventarse pero teniendo siempre nuestra esencia presente, besitos guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Anabel! La vida nos profese la oportunidad de probar nuevas cosas y tratar de ser felices conservando nuestra propia esencia. Un beso!

      Eliminar
  4. Hola guapísima!! A mí me pasó algo parecido, en el 2001 les dije a mis padres que me iba a Madrid con mi novio y fue un momento difícil.
    Llegué a una ciudad nueva donde me encontré gente de todo tipo, gente maravillosa que se convirtieron en familia, pero también, aunque menos, con gente que me mostró su lado más racista, ya que por mi acento andaluz, pensaban que era latinoamericana.
    Busqué nuevas amistades, nuevas ilusiones, nuevos intereses, porque la vida el mundo cambia, porque nosotros evolucionamos y cambiamos, pero en el fondo, no dejamos de ser las mismas personas.
    Me quedo con lo mejor que me ha dado el cambiar de ciudad e intento mejorar lo que no es tan bueno.
    Un gran post!! Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Increíble saber que ocurre dentro del mismo país. Cambiamos de ciudad y de vida empezando de nuevo. Encontramos todo tipo de gente y las experiencias son buenas y no tan buenas. Lo importante es lo positivo que sacamos de estos cambios que al final son parte de la vida. Prefiero reinventarme que pasar toda la vida en la misma ciudad haciendo lo mismo. Gracias por compartir tus vivencias mi adorada Lola!

      Eliminar

© ARTEando
Maira Gall